La crisis es de la Compañía de María

Como no nos hemos cansado de repetir, la crisis que tiene la Compañía de María en España no se puede proyectar sobre nuestro colegio y acompañarla de motivos tan peregrinos como la crisis de matrícula, la crisis económica o el estado del edificio (ya le gustaría a muchos colegios concertados de la región gozar de unas instalaciones como las nuestras). El periodista Francisco José Fernández de la Cigoña, en su bitácora La cigüeña de la torre dedicada a la actualidad de la iglesia católica, ha escrito un texto sobre la situación que atraviesa nuestro colegio, enlazado con la de la Compañía de María en España. De él extraemos el siguiente fragmento:

Las monjas de la Enseñanza han sido en España una referencia. Cientos de miles de jóvenes se educaron en sus colegios en los que desarrollaron una labor admirable. Eran absolutamente jesuiticas, hasta el extremo de que el verdadero nombre de la Orden es el de Religiosas de la Compañía de María Nuestra Señora. Compañía de Jesús, Compañía de María. Quisieron ser lo mismo en femenino.

Fueron tantos sus méritos que hasta llegaron a perder, ante la mayoría de las gentes, su verdadero nombre. Y pasaron a ser las monjas de la Enseñanza. Por antonomasia. Más que cualesquiera otras. Por algo sería.

Pero llegó el postconcilio y la crisis de la Iglesia y en concreto de la Compañía de Jesús las arrastró. Y hoy, con las excepciones personales que se quieran, son una de las congregaciones femeninas más secularizadas. Y eso las ha hundido. Porque han desaparecido las vocaciones.

No estoy en situación de suministrar a mi amable lector la serie de ese descenso que, salvo milagro, las lleva a la desaparición. Seguro que en el obispado de Santander tienen los Annuarios Pontificios y, por ellos, se puede seguir ese precipitarse en el vacío. Otra cosa es que le permitan acceder a ellos. Pero eso ya no es cosa mía.

Yo sólo dispongo de los correspondientes a los años 1974, 1987 y 2001. Y son suficientemente ilustrativos. En 1973 había 3.120 religiosas de la Compañía de María. En 1986 eran ya solamente 2.386. Y en 2000, eran ya sólo 1.866. Hoy supongo que rebasarán en muy poco las 1.500. Y eso que a tantos fastidia que se diga pero que es pura verdad de Dios.

Merece la pena leer el texto completo para añadir estos detalles a la visión de conjunto que hemos ido formando en los últimos once meses. Podéis leerlo en el siguiente enlace.

Son ellas las que están en crisis, no nosotros. Y no sólo de vocaciones.

Unidos por «La Enseñanza» en la prensa de Cantabria

Unidos por La Enseñanza

En el siguiente enlace se puede ver la noticia aparecida el día de la concentración sobre la preparación de la misma:

Y en los siguientes la noticia de la concentración, haciendo mención a la carta a los reyes magos que leímos delante del Ayuntamiento:

Primer vistazo

Entre esta foto

Preparando el pancartazo

y ésta

El pancartazo en todo su esplendor

hay más de mil manos de diferencia (y falta la otra mitad de la pancarta que ocupaba la otra mitad de la plaza. Pronto más fotos). Gracias por venir a poner la tuya. Gracias a todos los implicados en la preparación, porque vuestro trabajo ha merecido la pena. Gracias a Celia por leer tan bien nuestra carta a los Reyes Magos. Gracias a los políticos presentes por estar junto a nosotros. Gracias a los medios de comunicación que han venido a cubrir nuestra protesta. Y, muy especialmente, gracias al coro por darnos la vida que nos ha dado.

El supercoro

Una vez más hemos estado unidos por La Enseñanza y demostrado que nuestro colegio no está en crisis. De ningún tipo. Lástima que los que no hacen más que repetir esta palabra se encuentren a cientos de kilómetros de distancia con un corazón tan gélido como la temperatura que azota estos días Santander.

Independientemente de lo que ocurra, ya no hay engaño posible.

Carta a los Reyes Magos

Queridas Majestades:

Ante todo tenemos que deciros que hemos sido buenos. Hemos aprovechado bien el tiempo en el colegio, en casa y en el trabajo y, además, hemos tenido un año muy agitado porque hemos tenido que salir a la calle a defender la pervivencia de La Enseñanza, nuestro centro educativo.

Queremos pediros cosas importantes, que no son materiales, y que pueden ser beneficiosas no sólo para la comunidad educativa, sino para todos los vecinos de Santander y los ciudadanos de Cantabria.

Os pedimos:

  • En primer lugar, que la Compañía de María deje de esconderse y nos diga claramente que pretende. Sabemos que quieren cerrar el colegio, pero no nos sirven ya los argumentos que esgrimen. Podrá haber crisis de vocaciones, pero no colegio en crisis. Hemos demostrado que la matriculación se mantiene y si nos dejan lo seguirá haciendo e incluso creciendo.
  • En segundo lugar, que el Ayuntamiento de Santander nos siga apoyando como hasta ahora y no apruebe en el Plan General de la ciudad nada que suene a ‘pelotazo’ urbanístico. Queremos que el colegio siga donde está y, si es posible, con mejores instalaciones para dar servicio al centro de la ciudad y evitar su muerte.
  • En tercer lugar, que la Consejería de Educación mantenga su promesa de cedernos los conciertos para que se hagan realidad los planes de futuro del colegio. También pretendemos que Compañía de María no se vaya ‘de rositas’ y cumpla su compromiso educativo hasta el final sin esconderse en una crisis inexistente.
  • En cuarto lugar, que el Obispado de Santander interceda ante la orden religiosa para que negocien de verdad con la Asociación ‘La Enseñanza siglo XXI’, en la que estamos padres alumnos, profesores y personal del centro educativo.

Sabemos que son muchas cosas y que tenéis que repartir a todo el mundo, pero os prometemos que si atendéis nuestras peticiones sabremos ser agradecidos y compartiremos con todos los vecinos de Santander la alegría de mantener un colegio vivo y moderno en el centro de la ciudad

¡Que no se apague la llama!

“Toma” de la plaza del ayuntamiento

Hoy a las 17:45 tenemos la concentración en la plaza del ayuntamiento. Vamos a desplegar nuestra súperpancarta más o menos en la siguiente posición de la plaza del ayuntamiento (línea negra)

Calculamos que el acto de pegada de manos, canto de villancicos y lectura de la carta a los Reyes Magos tardará menos de media hora. Antes de la lectura de la carta es fundamental ponernos todos entre la fachada del Ayuntamiento y la pancarta, momento en el cual la alzaremos. Tras su lectura aprovecharemos para dar un fuerte aplauso mientras nos sacamos unas fotos. Unas imágenes que, esperemos, sirvan para mostrar una vez más que nuestra determinación es tan firme como hemos demostrado desde el mes de febrero.

Nos vemos todos en unas horas.