La crisis es de la Compañía de María

Como no nos hemos cansado de repetir, la crisis que tiene la Compañía de María en España no se puede proyectar sobre nuestro colegio y acompañarla de motivos tan peregrinos como la crisis de matrícula, la crisis económica o el estado del edificio (ya le gustaría a muchos colegios concertados de la región gozar de unas instalaciones como las nuestras). El periodista Francisco José Fernández de la Cigoña, en su bitácora La cigüeña de la torre dedicada a la actualidad de la iglesia católica, ha escrito un texto sobre la situación que atraviesa nuestro colegio, enlazado con la de la Compañía de María en España. De él extraemos el siguiente fragmento:

Las monjas de la Enseñanza han sido en España una referencia. Cientos de miles de jóvenes se educaron en sus colegios en los que desarrollaron una labor admirable. Eran absolutamente jesuiticas, hasta el extremo de que el verdadero nombre de la Orden es el de Religiosas de la Compañía de María Nuestra Señora. Compañía de Jesús, Compañía de María. Quisieron ser lo mismo en femenino.

Fueron tantos sus méritos que hasta llegaron a perder, ante la mayoría de las gentes, su verdadero nombre. Y pasaron a ser las monjas de la Enseñanza. Por antonomasia. Más que cualesquiera otras. Por algo sería.

Pero llegó el postconcilio y la crisis de la Iglesia y en concreto de la Compañía de Jesús las arrastró. Y hoy, con las excepciones personales que se quieran, son una de las congregaciones femeninas más secularizadas. Y eso las ha hundido. Porque han desaparecido las vocaciones.

No estoy en situación de suministrar a mi amable lector la serie de ese descenso que, salvo milagro, las lleva a la desaparición. Seguro que en el obispado de Santander tienen los Annuarios Pontificios y, por ellos, se puede seguir ese precipitarse en el vacío. Otra cosa es que le permitan acceder a ellos. Pero eso ya no es cosa mía.

Yo sólo dispongo de los correspondientes a los años 1974, 1987 y 2001. Y son suficientemente ilustrativos. En 1973 había 3.120 religiosas de la Compañía de María. En 1986 eran ya solamente 2.386. Y en 2000, eran ya sólo 1.866. Hoy supongo que rebasarán en muy poco las 1.500. Y eso que a tantos fastidia que se diga pero que es pura verdad de Dios.

Merece la pena leer el texto completo para añadir estos detalles a la visión de conjunto que hemos ido formando en los últimos once meses. Podéis leerlo en el siguiente enlace.

Son ellas las que están en crisis, no nosotros. Y no sólo de vocaciones.

6 opiniones en “La crisis es de la Compañía de María”

  1. creo que es necesario transmitir que, sin cuestionar tal crisis de vocaciones, lo que no encaja con los valores que deben defender es la actitud que hasta la fecha han mantenido respecto a sus trabajadores, padres y alumnos. Para nada muestran los valores que los demás sí defienden y lo que queda claro es que no solo no encuentran vocaciones, sino que además, al menos la cúpula de la compañía ha perdido la que en su día hizo que ingresara en la orden. No hay dialogo, no hay cercanía, no hay ganas de buscar el consenso y si hay ganas de cerrar y de paso llenar la cartera. Con esta actitud la iglesia se tiene que dar cuenta que dejará de haber vocaciones no sólo en la Cia, sino en todas las órdenes, así como falta de clientes en las iglesias. Antes que ver esto, mucha gente igual prefire enseñar valores en casa y que sus hijos vaya al público, donde al menos no se especula con el tema INMOBILARIO.

  2. Para ayudar a la falta de clientela como dice Maria, tambien esta el Obispo de Tenerife soltando barbaridades sobre los adolescentes y la homosexualidad. La orden de las jesuitas tambien avisan que tendran que cerrar centros y agruparse pues son pocas y mayores, esto solo es el principio…. pero al Papa no le preocupa que la cantera se le esta acabando?el negocio se acabara cuando hayan vendido todos los colegios, y propiedades en el mundoy despues ¿venderan el Vaticano?¿Quien esta provocando esta falta de vocacion ?¿ como no perder la fe ?

  3. Piensan con la peor mentalidad de empresa del capitalismo salvaje: rinden sus plazas en España, hacen caja, sacan el maximo partido a sus bienes y se retiran a un nuevo territorio donde poder medrar durante cien años mas. Triste es decirlo, pero no parece haber diferencia entre la actuación de Delphi en Puerto Real y la Compañia de Maria en Santander. Es lo que ocurre cuando otros intereses se ponen por delante del humanismo.

  4. HE LEIDO EL COMENTARIO DEL PERIODISTA FRANCISCO JOSE FERNANDEZ SOBRE LA SITUACIÓN DE LA COMPAÑÍA DE MARÍA EN ESPAÑA Y LLEGO A LA CONCLUSIÓN QUE ARGUMENTA ALGO QUE DA LA RAZÓN A LAS MONJAS, SI SE DA UN CIERTO DESCENSO DE LAS RELIGIOSAS SERÁ CIERTO QUE NO PUEDEN MANTENER TODAS LAS OBRAS QUE TIENEN. ARGUMENTO QUE SIRVE TAMBIÉN, SEGÚN ÉL, PARA LOS JESUITAS, LO QUE ME HACE PENSAR QUE NO ES UN HECHO AISLADO.
    HE SABIDO QUE EN OTROS LUGARES DE ESPAÑA TAMBIÉN LA COMPAÑÍA DE MARÍA HA REDUCIDO ALGUN COLEGIO COLEGIO.
    NO SERÍA MÁS CONVENIENTE PENSAR EN UNA NEGOCIACIÓN DIALOGADA?, Y NO SOLO TRATANDO DE ORGANIZAR MOVILIZACIONES QUE NO NOS CONDUCEN A NADA COMO POSIBILIDAD DE LLEGAR A UN ACUERDO SATISFACTORIO PARA TODOS?. MARIA

  5. En este articulo,por un lado justifica el ceirre por falta de religiosas, pero yo quiero entenderle de alguna forma, que deberian pensar ellas en el por qué de esta falta y de alguna forma culpandolas; si no es asi y soy yo la que lo quiero entender de esta forma; lo que deben de hacer, es ver las vocaciones, insisto una vez mas, en todas estas personas que vienen durante años dirigindo y trabajando en el colegio en su misma linea y que gracias a ellos ha podido continuar abierto dignamente durante años , ¿no ven en ellos esas vocaciones ?, ¿quizas ellas han faltado a sus valores y por eso faltan vocaciones que quieran ingresar en su orden? Merche.

  6. Me parece que muy pocos saben realmente que es la Compañia de Maria, parapoder abordar un problema hay que ir a los orígenes y no dejar titere con cabeza en algunos aspectos. De todos los comentarios he visto uno que ha merecido la pena, bueno alguno más, en el que dicen, si mal no recuerdo, que si los colegios los cierran es por escasez de vocaciones y hablan del colegio de Taavera y Valdemoro… Colegios que a mi entender han sabido valorar lo que realmente fundó santa Juana, como un comentario dice por ahí, colegios-convento, entonces no se porque dejar el convento, dejar el hábito y dedicarse a otros menesteres para loso cuales esa Orden no estaba pensada. Orden que pretendía ser como la rama femenina de la Compañía de Jesús poruqe por el siglo 16 sólo los jesuitas proporcionaban educación, y era evidentemente sólo a varones, por eso la compañía de María…visión de Santa Juana en el Císter… Cuando el señor inspira un carater o una regla da la gracia para llevarla a cabo, pero si se terce el horizonte… se pierde la esencia y el mismo sentodo de la cración d ela misma…sólo la casa de Talavera quiso volver a esas fuentes y encima tuvieron que ser ellas las que cambiasen de nombre….que no ser sorprendan entonces la Compañía de cerrar colegios por toda España y que le de Talvera tenga más de 50 monjas, la gran mayoría jóvenes, con más de 900 alumnas y una fundación que va subiendo en Valdemoro… siguiendo el camino se llega a la meta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.