Cartas de madres y padres y fotos «La Enseñanza» no se rinde

Inasequibles al desaliento, nuestros hermanos de Colegio en lucha – Foro Colegio Compañía de María, Santander siguen publicando a buen ritmo sus magníficas postales. Además han abierto Cartas de madres y padres donde se van a publicar las misivas que se vayan enviando al correo electrónico colegioenlucha@hotmail.com sobre las vivencias o recuerdos que despierta el colegio.

Por otro lado, como han descubierto los más observadores, hemos abierto un archivo fotográfico «La Enseñanza» en el que iremos publicando toda la información gráfica sobre nuestros encuentros, movilizaciones…

Continúa la recogida de firmas

Ya tenemos decenas y decenas de hojas cumplimentadas, pero no podemos cejar en la recogida de firmas para apoyar la continuidad del colegio Compañía de María «La Enseñanza» de Santander. El documento se puede descargar aquí.

Una vez se tenga completado se puede entregar bien a alguno de los miembros de la Coordinadora, bien a uno de los alumnos de 3º o 4º de E.S.O., o entrar en contacto con la encargada en anadiazho @ hotmail.com (al escribir la dirección, quitar los espacios existentes antes y después de la arroba; va todo junto)

Todavía no hay plazo de entrega. Se prevé mantener la campaña mientras la Coordinadora prepara el plan de viabilidad.

Tribuna libre: Sobre el cierre del colegio La Enseñanza

El pasado viernes un antiguo compañero, Gustavo Moral, publicaba en Alerta la siguiente columna de opinión.

Hay veces en las que no entiendo muchas cosas, pero en otras tengo la sensación de entender mucho menos, nada de nada; y es que quieren cerrar el colegio de La Enseñanza. Me quedo aturdido al recibir la noticia, como imagino que estén los profesores y el personales del centro, y los alumnos que siguen acudiendo a clase, y los padres de los alumnos que se preocupan -siempre son todos- por el futuro de sus hijos, y los antiguos alumnos, y los antiguos profesores, como yo mismo, que sienten que algo se muere en el alma.

Hace años pude vivir, desde dentro, la experiencia de ser profesor en este colegio. Aprendí muchas cosas del día a día junto a los chavales, del codo con codo con los compañeros, pero sobre todo aprendí a creer en la intención común de tener un proyecto educativo, de saber que había una brújula que, a pesar de poder perderse en ocasiones, siempre nos serviría de guía. Y no hablo de religión, ni de departamentos de pastoral, ni de horarios, ni programas, sino de la intención de hacer futuro desde un trabajo en común. De sentirse apoyado y obtener los medios para buscar la utopía, de saber que el trabajo de un profesor es vital en un mundo que, muchas veces, parece que camina a la deriva. De creer en lo que hacíamos, de saber que siguen creyendo en lo que hacen los profesionales ahora abocados al despido.

Cierro los ojos y recuerdo algunas de la experiencias allí vividas a finales del siglo pasado; fueron muchas. Recuerdo las obras de teatro que se hicieron entre todos, La Venganza de Don Mendo, La Tienda de los Horrores, Agua, Azucarillos y Aguardiente… Recuerdo especialmente la emoción de un aniversario que también se recordó con teatro: los ciento cincuenta años del colegio repasados con amor, fotografías pero sobre todo con la certeza del presente y la ilusión por el futuro. Muchos lloramos aquella tarde con lágrimas de esas que nacen de un nudo en la garganta. Ahora el llanto tiene más que ver con la rabia y la impotencia. Parece ser que el maldito dinero se interpone una vez más en nuestros sueños. Vivimos en un mundo en el que un constructor tiene más que decir que un enseñante. Y así nos van las cosas. Pero no me extraña si un futbolista es más importante que un poeta y un hotel, o vaya usted a saber qué cosa, más trascendente que un colegio.

¿Se puede hacer algo? ¿La decisión está tomada? Les decía que muchas veces no entiendo nada, pero me gustaría saber si una sociedad puede permanecer con la cabeza alta cuando ocurren cosas como ésta. Espero no parecerles frívolo al escribir cuando ya no estoy implicado, pero mi vida y mis recuerdos aún se encuentran en La Enseñanza. Y siento la fuerza de todos aquellos que tienen mucho que decir al respecto. Leo cartas en los periódicos, escucho conversaciones, me informo de lo que dicen los políticos y lo que me cuentan mis antiguos compañeros. Y hay algo que tengo claro, no se puede cerrar un colegio cuando hay vida dentro de él, cuando las expectativas de futuro están abiertas, cuando ha habido tanta gente luchando y trabajando por él. No se puede cerrar un colegio no por la memoria de los que en él han aprendido sino por la promesa de los que a él quieren seguir acudiendo. No se puede cerrar un colegio porque se mata la esperanza de los que eligen un tipo de educación, una forma de entender la enseñanza, un espacio en el que se habla de ideas, y del mundo, y de la vida. No se puede cerrar un colegio por dinero, la educación no tiene precio.

Si al final, dentro de unos años, paseamos por Vía Cornelia y nos encontramos un hotel, una cafetería, una restaurante, una tienda de bicicletas o cualquier otro sustituto comercial de nuestro centro habremos perdido una batalla de las importantes. Espero que si así ocurre los fantasmas que queden dentro no dejen dormir bien a quienes los condenan. Y yo seré uno de ellos.

La concentración en los diarios regionales

Los dos diarios regionales, El Diario Montañés y Alerta, se hacen eco en sus ediciones de hoy de la concentración silenciosa que realizamos ayer por la tarde y que, a pesar de la premura con la que se organizó y las pésimas condiciones meteorológicas, reunió a cerca de 400 personas. Además incluyen información sobre la reunión con la Consejería de Educación que tuvo lugar el Jueves a mediodía y que pondremos aquí durante este fin de semana.

Concentración de padres, profesores y alumnos en defensa de «La Enseñanza» (El Diario Montañés)

Concentración de la Coordinadora de Afectados por el cierre de «La Enseñanza» (Alerta)

Además nuestros compañeros de Colegio en lucha han escrito un hermoso texto sobre lo que vivimos ayer:

Cuando uno piensa en esa bella estampa silenciosa formada por cientos de velas iluminando la fe y la esperanza de nuestra familia. Cuando uno ve las decenas de pequeñas manos inocentes sujetando una vela en el mismo lugar donde cada día juegan con sus compañeros de Colegio. Cuando uno ve aparecer la luna depués de una tarde de lluvia cerrada, y se siente arropado por cientos de personas que comparten un mismo espíritu y una misma ilusión. Entonces, una vez más entonces, uno se siente gigante y repleto de esa fe que mueve el mundo, derrota tempestades y mueve montañas. Y entonces, una vez más entonces, resulta preciso dar gracias a Dios, que detuvo el diluvio durante unas horas para permitir elevar nuestras peticiones y entregar en forma de luz de velas una plegaria que indudablemente llegará al rincón adecuado de los corazones más fríos.

Para leer el resto pinchar aquí.

Si alguien dispone de fotos, vídeos originales o grabados por las cadenas de televisión presentes (TVE, Canal8 DM, TeleBahía,…) puede ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico coordinadora @ elcolegionoserinde.com (quitando los espacios que hay antes y después de la arroba). Podemos incluirlos aquí para que todo el mundo pueda acceder a ellos.
(Las fotos son de Madariaga para Alerta)

Manifiesto por la continuidad de «La Enseñanza»

Manifiesto por la continuidad de «La Enseñanza»

Los alumnos, antiguos alumnos, profesores y padres del Colegio de la Enseñanza nos hemos reunido hoy para manifestar nuestra firme voluntad de luchar por la pervivencia de un centro en el que se han formado muchas generaciones de cántabros a lo largo de sus más de 150 años de existencia.

La intención de la Compañía de María de renunciar a su compromiso educativo ha sido un jarro de agua fría para toda la comunidad escolar, que creía firmemente en un proyecto que ahora está celebrando en todo el mundo sus 400 años de historia.

Nos podíamos haber rendido, pero hemos decidido presentar batalla porque la victoria, que estamos seguros de lograr, será la de todos los que creemos necesario un proyecto rico en valores para formar ciudadanos libres y responsables.

  • Los alumnos estamos decididos a luchar por nuestro futuro en el colegio y aprovechar este tiempo de formación para ser buenas personas y profesionales que contribuyan a una sociedad más justa y solidaria.
  • Los antiguos alumnos no podemos olvidar los valores que durante años la Compañía de María nos ha inculcado y que ahora parecen haberse evaporado en aras de otros intereses más oscuros.
  • Los profesores nos sentimos defraudados porque se quiere romper nuestra tarea docente, nuestro compromiso con un proyecto educativo en el que creemos y por el que hemos estado trabajando, en algunos casos hasta 40 años.
  • Las familias que confiamos en un proyecto para la educación de nuestros hijos, nos encontramos decepcionados ante la actitud incomprensible de la orden religiosa titular del colegio.

Sin embargo, no nos vamos a rendir.

El Ayuntamiento de Santander se ha comprometido a no facilitar ninguna extraña operación urbanística y está dispuesto a cambiar el plan general de ordenación urbana para que quede clara su postura en defensa de la permanencia del colegio.

La Consejería de Educación se ha mostrado dispuesta a apoyar que el centro siga funcionando con total normalidad durante los próximos cursos y apuesta por su viabilidad futura.

Profesores, padres y alumnos hemos creado una Coordinadora y estamos trabajando en un plan de viabilidad para que La Enseñanza siga siendo una realidad. Nuestra voluntad es firme. Sabemos que la razón está de nuestra parte y contamos con apoyos como el de los vecinos y comerciantes de la zona, que no desean perder un centro educativo de referencia.

Lo único que nos falta es que la Compañía de María no nos niegue la posibilidad de seguir con este proyecto educativo. No deben irse por la puerta de atrás con la sombra de un pelotazo, cuando pueden hacerlo, si quieren, con la dignidad que su vocación religiosa les exige.

El clamor es grande. Queremos que el colegio de La Enseñanza continúe vivo como hasta ahora y estamos dispuestos a luchar para conseguirlo.

(disponible en formato pdf)

Concentración silenciosa: Que no se apague la llama

El AMPA y la Coordinadora de Afectados han convocado para hoy, viernes 23 de febrero, una concentración silenciosa con velas a las 19:30 h. en la entrada del colegio bajo el lema: “Que no se apague la llama”.

Podéis transmitirlo a todas aquellas personas que quieran ayudarnos en la tarea de mantener vivo nuestro colegio. Seguimos trabajando con todo nuestro empeño y a contrarreloj por solucionar favorablemente esta situación. Un afectuoso saludo.

(foto: Golden flames. Autor Dey)

Asamblea extraordinaria de la Asociación de Antiguas Alumnas de «La Enseñanza»

Para el día 23 de febrero, viernes, a las cinco de la tarde, está convocada una reunión de antiguas alumnas del colegio. El único tema de la convocatoria es «Sugerencias para la continuidad de la Asociación».

Sólo podrán participar antiguas alumnas o alumnos de la Compañía, aunque provengan de colegios de otras ciudades. Se ruega extrema puntualidad (al menos estar unos minutos antes de las cinco).