Respuesta a la Compañía de María

Desde el pasado 9 de mayo teníamos pendiente la publicación de nuestro documento de respuesta a la Compañía de María. Un texto que presentamos en la asamblea general de padres y que mostraba la propuesta que, una vez aprobada, enviamos por burofax el día 10. Tiempo han tenido para recibirlo, leerlo y valorarlo, así que ya podemos hacer público su contenido

Se estructura en dos partes. En la primera se realiza una valoración del documento presentado a la Coordinadora por la Compañía de María el día 3 de mayo, bajo tres consideraciones: su falta de credibilidad, es reprobable y plantea algunas condiciones de imposible cumplimiento

Mientras, en la segunda parte, propone una reformulación del documento en la que la Compañía de María se implique, de una vez, en la solución del problema que ha originado.

¿Cuánto tiempo tardarán en responder? ¿Tenderán de una vez ese puente que estamos aguardando desde febrero? ¿Abrirán un cauce de diálogo?

5 opiniones en “Respuesta a la Compañía de María”

  1. PUENTE

    ¿Lejos?
    Hay un arco tendido
    que hace viajar la flecha
    de tu voz.
    ¿Alto?
    Hay un ala que rema
    recta,hacia el sol.
    De polo a polo a una
    secreta información.
    ¿Qué más?
    Estar alerta
    para el duro remar
    y toda el alma abierta
    de par en par.

    Nicolás Guillén

  2. «Colegio en lucha» comienza una semana decisiva en la que vamos a ser un poco cañeros. Ya está bien de tanta contemplación, y de que nos tomen por idiotas. C. María, Ayuntamiento y demás implicados van a empezar a desfilar en nuestras tribunas, y las nuevas postales ya no vendrán de la luz de las velas.
    Hemos tendido la mano, hemos buscado soluciones, hemos trabajado mirando al futuro y ellos…, elllos…, ellos se han reido de nosotros pensando que nos iban a engatusar con un caramelo envenenado.
    Suerte a todos. Se inicia una nueva campaña.

  3. ¡A las armas!

    ¿La Compañía de María no nos quiere? ¡Pues nosotros no queremos a la Compañía de María!
    👿

  4. «Señor,dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,dame el valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar,y dame sabiduría para distinguir las unas de las otras».
    San Agustín

  5. He oído en la cuesta que las monjas han respondido a este documento, pero no supieron explicarme su contenido. ¿Vais a tardar mucho en publicarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.