La postura del Obispo de Santander

El miércoles pasado, se publicó en El Diario Montañés una carta de Laly Pila referida a la postura del actual Obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, sobre nuestro colegio.

Señor director:

Vuelvo a escribirle pasados unos meses para seguir hablando sobre el cierre del colegio La Enseñanza de Santander. Resumo la situación contando que en febrero del 2007 las religiosas de la Compañía de María comunican su intención de cierre y los motivos que dan a día de hoy no han sido sinceros. Se les ha ofrecido un abanico de soluciones y no han aceptado ninguna, dejando ver claramente que su única intención y verdad es el dinero. Se han tocado muchas puertas pidiendo ayuda, la gente de la calle nos respondió con 18.000 firmas apoyando la continuidad del colegio. También nos respondieron otros estamentos, pero donde yo quiero llegar es al momento en el que se toca a la puerta al Obispado, y se nos dice: Os comprendo, he seguido de cerca vuestro problema pero no puedo hacer nada (recuerdo que el colegio pertenece a una orden religiosa). ¿Qué no puede hacer nada el señor obispo frente a un problema así?

Me echo las manos a la cabeza cuando en los últimos días en la televisión surgen debates sobre si la Iglesia está siendo atacada por el gobierno, si la familia está en peligro, etc., y cuando la pelota está en su tejado nada, palmaditas en la espalda y que os pudráis.

¿No le importa a la Iglesia que la familia de la Enseñanza desaparezca? ¿No le importa separar a esos niños que se están educando juntos durante muchos años y para ellos forman parte de su familia? Creo recordar de mis clases de religión (en esas aulas que hoy están amenazadas por una pala excavadora) que una de las funciones de los obispos es la de gobernar a sus hermanos a los que debe guiar, ayudar y llegado el caso corregir. Buscará el bien de sus súbditos.

Pues bien está claro que las religiosas de C.M. se están equivocando y el señor obispo de Santander nos las ayuda a corregir en su error ¿por qué? Si el señor obispo no puede hacer nada por el futuro de un colegio religioso. ¿Qué función tiene? ¿para qué está? La Iglesia seguirá quejándose de su situación pero la culpa de muchas de las cosas (falta de fe, falta de confianza, etc.) la tienen sus propios miembros.

¿Cómo se puede predicar sin dar ejemplo? A mi, sinceramente, me da vergüenza.

Laly Pila Martínez

6 opiniones en “La postura del Obispo de Santander”

  1. perfecto laly. tenemos que dejar las cosas muy claras, por si «alguien» tiene dudas. ¿dónde está el clero? monjas… obispo…. llega la Semana Santa para los católicos. Que cada uno soporte su cruz. ¿como era lo de los que se lavan las manos?

  2. Querida Laly,

    ¿La Iglesia? ¿A qué te refieres exactamente con la Iglesia? La Iglesia eres tú (o eso supongo, ya que defiendes a un colegio religioso). La Iglesia somos todos los cristianos y cada uno tenemos nuestra misión.

    Nunca he entrado en debates, porque me duele tanto como a ti que el colegio se cierre, pero que arremetas contra el obispo me parece equivocado. Si cometes un error tan grave al autoexcluirte de la Iglesia, supongo que tampoco sepas cuales son las funciones del obispo, y cómo son las relaciones de una Orden Religiosa, que depende directamente de su Superior/a. Te animo a leer (que aveces es lo que nos falta, saber lo que nos tenemos entre manos) la Constitución Dogmática Lumen Gentium sobre la Iglesia o las mismas Constituciones de la Compañía.

    El obispo, como Pastor de la Iglesia puede animar a las religiosas a seguir con su poryecto educativo, a buscar una solución que beneficie a todos, o a miles de cosas más, pero las religiosas deben obediencia, en cuanto a reglamento interno única y exclusivamente a su Superiora General.
    Lamento mucho tener que expresarme así, pero se está siendo muy injustos con los obispos, que lo único que hacen es ser fieles a su ministerio como anunciadores del evangelio y pastores de TODOS (las religiosas de la Compañía también son bautizadas e hijas de Dios).

    Parece que son sólo los demás los que tienen obligaciones, pero todos los bautizados (es decir, nosotros) nos tenemos que comprometer con MUCHAS más cosas, porque todos estamos en el mismo barco, y si criticas a la Iglesia desde fuera es que te bajaste del barco.

    Así que sólo os invito a pensar un poco las cosas y a dejar de dar zarpazos como animales heridos, que si algo he aprendido en MI colegio fue a defender aquello en lo que creo, pero de una forma honorable, no descalificando y atacando sin más.

    Espero más respeto en adelante con la figura del Pastor de la Iglesia de Santander que no quiere otra cosa, y de eso estoy seguro, más que «Seamos uno, como el Padre y el Hijo son uno».

    Un abrazo muy fuerte.

  3. Querido Joaquin:No quisiera entrar en polemica contigo, entiendo tu postura y respeto profundamente tu opinion.Desde luego que no he leido la costitucion dogmatica lumen gentium, hablo desde el punto de vista de una cristiana de a pie, que esta viendo (quiza me equivoque ) como se quiere cerrar un colegio que funciona con la excusa de la falta de vocacion. Puedo estar de acuerdo, como tu mismo veras el numero de alumnos que hay en el seminario y los que habia hace veinte años , pero cuando una comunidad edcativa (profesores, padres,alumnos) como la de la Ensñanza quiere seguir con un proyecto como el de Santa Juana, y por parte de las Religiosas de la C.M. no hacen absolutamente nada por facilitar la continuidad, no m queda otra cosa que no pensar nada bien si ademas echo un vistazo al plan general de urbanismo se me termina de caer la venda, siento decirte que no han sido del todo sinceras nuestras religiosas. Como cristiana de a pie que soy, pongo entonces mis esperanzas en el Señor Obispo, pensando que incluso el podria asumir la titularidad del colegio La Enseñanza, como en su dia hizo con el colegio Miguel Bravo u otros pero ya sabemos su decision.No me he bajado del barco como dices tu, pero a veces siento que me estan empujando del mismo a la bahia sin salvavidas y sinceramente no creo que este como un animal herido, me siento decepcionada y abandonada y creeme eso es peor.Yo tambien aprendi en MI colegio a luchar por lo que creo y me duele que algunas de aquellas que me lo enseñaron esten actuando como lo estan haciendo. Insisto que entiendo tu postura y la respeto, pero sigo pensando que en todo el problema de la Enseñanza no se ha obrado con la verdad y de corazon te digo que es DECEPCION lo que siento y ese sentimiento es el que hace que me comporte y me siga comportando asi. Hablas de comprometernos , yo creo que se ha demostrado con creces que lo padres , profesores etc estan comprometidos .Para terminar la Iglesia desde luego que somos todos , los que se leen la Constitucion Dogmatica Lumen Gentium y los que no. Un saludo y un abrazo fuerte. Laly.

  4. Sólo quería comentar que comparto los sentimientos de Lali ante este tema. No creo que se haya pedido nada que no pueda realizar. No pasa por su mano solucionarlo. Pero al igual que hoy en día salen a los medios de comunicación (y a la calle), nada costaba haber hecho lo mismo por La Enseñanza para animar a las religiosas a seguir con su proyecto educativo, a buscar una solución que beneficie a todos, o a miles de cosas más.

    En esta sociedad en la que tan complicado resulta comprometerse, uno no puede echarse a un lado y lavarse las manos en algo que le toca tan de cerca. Esa es la sensación de desamparo que tenemos. Aunque por fortuna todavía nos tenemos a nosotros y a todos los que habéis compartido y compartís la vida en el colegio.

    Un abrazo a ambos (y a todos los que nos escuchan en silencio)

  5. Después de leer la carta abierta de Joaquín, a quien no conozco, dirigida a Laly, siento la necesidad de comentar su contenido y afirmar que, aunque respeto su opinión, no comparto su argumentación.
    Todas las opiniones son respetables pero en su argumentación se sustenta su validez. A continuación extracto y comento partes de la carta de Joaquín:

    «que arremetas contra el obispo me parece equivocado. Si cometes un error tan grave al autoexcluirte de la Iglesia…»
    ¿cómo se puede afirmar que denunciar una actitud pasiva de un obispo es autoexcluirse de la Iglesia? ¿dónde está escrita la obligatoriedad de un cristiano de obediencia a un obispo, cuando al mismo tiempo se afirma que una orden religiosa no le debe obediencia?

    «El obispo, como Pastor de la Iglesia puede animar a las religiosas a seguir con su poryecto educativo, a buscar una solución que beneficie a todos, o a miles de cosas más, pero las religiosas deben obediencia, en cuanto a reglamento interno única y exclusivamente a su Superiora General.»

    Según esta argumentación parece que el obispo solamente se habría dirigido a las religiosas de base, y claro, éstas obviamente obedecen a su Superiora, y por lo tanto, …..gestión fallida. Entonces…..¿porqué no lo intenta con la Superiora? ¿tampoco le debe obediencia?. Si es así que públicamente lo manifieste, o por ejemplo, que convoque e intermedie en una reunión CM-Asociación. Esto no se ha hecho en un año de reivindicación. Los pastores acostumbran a reunir su rebaño todos los días, yo solo estoy hablando de una vez en un año.

    «Parece que son sólo los demás los que tienen obligaciones, pero todos los bautizados (es decir, nosotros) nos tenemos que comprometer con MUCHAS más cosas, porque todos estamos en el mismo barco, y si criticas a la Iglesia desde fuera es que te bajaste del barco.»

    ¿no te parece atrevido y carente de argumento invitar a nuestro colectivo a COMPROMETERSE, al tiempo que defiendes a un obispo que nunca ha dado la cara, o la letra, en público en favor de este colegio? Por el respeto declarado, no más comentarios sobre este punto.

    «Así que sólo os invito a pensar un poco las cosas y a dejar de dar zarpazos como animales heridos, que si algo he aprendido en MI colegio fue a defender aquello en lo que creo, pero de una forma honorable, no descalificando y atacando sin más.»

    Esto que tú llamas ataque sin más, ha llegado sin más ….que un año de honorable actitud suficientemente pensada, eso sí con los zarpazos de las manos infantiles de la última concentración.

    «Espero más respeto en adelante con la figura del Pastor de la Iglesia»

    No me gusta esta expresión ni su tono, pero sí me gustan sus palabras ……..en el ORDEN ADECUADO

    ….. de la figura de respeto: en adelante Espero más del Pastor con la Iglesia

    …..en adelante Espero más del Pastor de respeto con la figura de la Iglesia.

    Todos somos Iglesia, seamos uno …ojalá se sume el obispo.

    Saludos a todos

  6. Esta es mi última intervención en este tema, porque estoy claramente en minoría y porque esto no se trata de convencer a nadie.

    Quiero responder a fernando porque ha malinterpretado ciertas expresiones y me gustaría aclarar su sentido.

    Cuando digo a Laly que se autoexcluye de la Iglesia (no voluntariamente, creo) me refiero a lo que digo en el párrafo primero de mi carta, al hecho de que mencione contínuamente a la Iglesia como una institución ajena a ella, no porque denuncie una postura del obispo, que eso es legítimo.

    En segundo lugar, la Superiora General de las religiosas no está supeditada al obispo de Santander, sino al de Roma (el Papa).

    En tecer lugar, que el obispo no haya dado la cara o la letra no te exime de deberle respeto y, lo que esmás, podría tener sus razones, aunque en eso no quiero entrar. Yo di la cara en su momento, muchos lo saben, pero no exijo que la den los demás. Y menos cuando este asunto se puede llegar a politizar, y tal y como están las cosas…

    Por último, estás en tu derecho de esperar «más del Pastor con la Iglesia», pero es él el que tiene autoridad y discernimiento para valorar lo que es mejor para la diócesis de Santander, y es su responsabilidad.

    Sin más dejo esta discusión. Los que me conocen saben que amo al Colegio, que he pasado allí los mejores años de mi vida y que soy quien soy, en mucho, gracias a él. Pero eso no significa que haya que culpar a la Iglesia (de la que formamos parte TODOS), y menos al obispo, que como bien ha dicho entiende el problema pero, materialmente no pude hacer nada.

    Un abrazo muy fuerte, y deseo que esto se solucione cuanto antes. Que no se apague la llama. Hasta siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.