Tribuna libre: Querida Santa Juana

Querida Santa Juana:

Mañana es 15 de Mayo, el día que todos los años te dedicamos a ti por entero. Porque fuiste madre sabías lo que era dar sin pedir nada a cambio, porque para ti lo primero eran los niños y por eso fundaste un lugar para que aprendieran. Por tantas cosasa mañana es tu día y lo celebramos. Pero tengo que contarte que los cimientos de tu casa en Santander se tambalean

400 años después en esta sociedad existen otras prioridades que jamás hubieras imaginado y por eso tu colegio de Via Cornelia, en el que durante 155 años se han formado niños/as, ahora quieren que desaparezca. ALGUNAS de tus discipulas excusan el cierre bajo la falta de vocacion para abandonar. Tú que fuiste madre antes que monja nunca lo hubieses permitido, nunca hubieses abandonado a tus niños/as.

Mañana la Compañía de María de Santander estará de fiesta con más ilusión y esperanzas que nunca, dedicando el día a una mujer luchadora y valiente y nosotros siguiendo tu ejemplo también luchamos. Pero quisiera pedirte Santa Juana, que intentes adentrarte en el corazón de aquellas que ya no quieren luchar por tu proyecto, que las des un pellizco en ese frío corazón para que reaccionen y recobren la cordura. Que se den cuenta que si se quiere se puede y así todos caminar hacia una misma dirección: mantener tu obra, Santa Juana.

Espero que tu consigas hacerlas ver que que tu colegio en Santander está más vivo que nunca después de 155 años y no permitas que nos apaguen la llama.

Gracias Santa Juana.

Laly

Tribuna libre: Todos los caminos llevan a Roma

Hace ya muchos siglos que las legiones romanas legaron a la humanidad una extensa red viaria que interconectando las provincias del Imperio hacía posible a cualquier persona arribar a la ciudad eterna. Actualmente esta frase, reconocida en muchas culturas del mundo, significa que, en una elección plural, cualquiera de las opciones tomadas conduce necesariamente al mismo resultado.

Para la comunidad educativa del Colegio “La Enseñanza” de Santander, Roma es la aceptación del compromiso de colaboración que nuestra Asamblea de familias, profesores y empleados, ha brindado al Equipo Provincial de España de la Compañía de María Nuestra Señora. Un compromiso sincero por el futuro de este colegio en el siglo XXI y un reconocimiento al rico pasado de la Compañía de María en Santander.

Roma es el destino y también el faro iluminador desde el cual Benedicto XVI dirigió días atrás un llamamiento a la Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de las Superioras Generales a quienes invitó a “huir de las comodidades y las conveniencias” y a “dedicarse con todo el empeño posible a la formación humana, cultural y espiritual de las personas”. Hemos caminado juntos, compartiendo valores basados en el Humanismo cristiano y en defensa de la libertad de elección del modelo educativo. No están lejanas opciones educativas diferentes que, sabedoras de la existencia probada de demanda escolar en el centro de la ciudad de Santander, esperan su oportunidad.

Eminente es la responsabilidad de la Compañía de María e indeclinable es alcanzar Roma, porque intensa es la luz del faro que ilumina el camino y palmaria es la senda que vuestra hermana Beatriz Acosta y el Equipo General marcó para toda la Orden el día 7 de abril del pasado año en su carta de inauguración de los actos de celebración del 400 aniversario. Todos los caminos llevan a Roma.

Desde Roma os dice, nos dice, “El inicio de la celebración del Cuarto Centenario es para la Compañía de María un motivo de gozo. Desde los diferentes contextos en los que estamos presentes nos sentimos unidas entre nosotras, y con todas y cada una de las personas con las que hacemos camino, para hacer de esta celebración un espacio de encuentro agradecido a la vida y a la historia.” Nosotros os preguntamos, ¿os sentís unidas a nuestra comunidad educativa para caminar juntos?

Continúa la Superiora General: “El sueño de Juana de Lestonnac se ha hecho y se sigue haciendo realidad gracias a las manos tendidas de muchas mujeres y hombres de diversas razas y culturas. La identidad de la Compañía de María, expresada en su misión educativa, se ha ido desplegando y enriqueciendo a través del tiempo y del espacio. Esto es lo que celebramos: El fruto de un Proyecto que, como el árbol cargado de años, tiene raíces profundas y brotes diferentes que han ido surgiendo al ritmo del viento del Espíritu y creciendo al son del calor y el color de cada uno de los pueblos.” Nuestras manos están tendidas protegiendo y ofreciendo la semilla, que ilustra una reciente postal en esta página web. Con vuestra ayuda la semilla brotará.

“Nuestro hoy de Compañía recoge una larga historia de fidelidades compartidas, nos enlaza con una cadena de mujeres y hombres que, a través de la educación, han sabido ser testigos de la humanidad de Dios. Celebrar la fidelidad siempre dinamiza y fortalece como Cuerpo, nos recuerda la importancia de saber permanecer y esperar a que aparezcan los brotes después de cada invierno.” Ha pasado ya el invierno, no esperemos al verano, hoy es primavera. ¿Imagináis mejor época del año para lograr un nuevo brote en este centenario árbol? No lo dudéis, es momento de fidelidades compartidas con esta comunidad que está dispuesta a encadenarse una vez más.

Continúa la carta: “Cuatrocientos años de historia son al mismo tiempo, para nosotras y nosotros, motivo de compromiso, una llamada a seguir construyendo juntos: A ser testigos del Dios hecho carne en nuestro mundo, a hacer posible el diálogo entre el evangelio y las distintas culturas. Nuestra sociedad plural y abierta nos desafía a dejar que resuenen las preguntas y a apostar por la búsqueda conjunta de las respuestas más adecuadas.”. La respuesta escrita que nuestra Asamblea os ha enviado es la concreción de ese desafío. ¡Dejad que resuene en vuestros oídos y deslumbre vuestros ojos, apostad por el compromiso conjunto!

Termina el Equipo General desde Roma: “Que este tiempo de celebración sea para todas y todos un encuentro con nuestras raíces; un impulso para seguir respondiendo a los desafíos educativos que nuestro hoy nos presenta; una apuesta por hacer real la solidaridad, la justicia y la paz y un compromiso renovado por los jóvenes.” Tiempo de celebración que el quince de mayo toma especial manifestación en la festividad de la Fundadora de la Orden. ¿Qué mejor momento para afrontar ese desafío?

Santa Juana iría a Roma, y celebraría con ilusión renovada este compromiso con una comunidad educativa tan llena de vida, donde es posible soñar en un futuro mejor para nuestros hijos en un entorno de fraternidad compartida. Soñar intensamente con los ojos bien abiertos por los peligros que nos acechan.

Tenemos todo preparado para el viaje. ¿Comparte la Provincia de España la senda romana del Equipo General? Vuestra es la palabra.

L. Fernando Mantilla

En la prensa de ayer

En la prensa de ayer encontrábamos dos noticias diferentes: la respuesta de la Coordinadora al documento de la Compañía de María y la nota de prensa enviada por el STEC (sindicato de profesores de la enseñanza pública). Especial mención merece esta última porque pone de manifiesto la nefasta postura de la Compañía de María no sólo para nosotros sino para el conjunto de la enseñanza concertada. En un momento en que la elección del tipo de educación que queremos para nuestros hijos está en cuestión, decisiones tan irresponsables dan nuevos argumentos a los que quieren cercenar nuestro derecho a elegir. Algo que deberían meditar las dos patronales de la enseñanza religiosa, FERE-CECA y CECE, que todavía no se han pronunciado públicamente sobre el asunto.

Tribuna libre: Con rumbo fijo

Ayer celebramos una decisiva Asamblea de madres y padres, porque además de la notable concurrencia (Salón de Actos lleno), el sentir absolutamente unánime de respaldar las iniciativas de la Coordinadora y el entusiasmo en seguir apoyando el sueño común, son las mejores vitaminas para tres meses de esfuerzo colectivo. Creo que todos somos conscientes de que estamos luchando por el futuro de nuestros hijos, pero también por el futuro de una sociedad que necesita llenarse de contenidos y valores más humanos y más ajenos al mercantil consumismo.

En este sentido no quería dejar de manifestar mi satisfacción por esa comunidad de padres y madres que se hacen cómplices de aquellas acciones que, por mor de las circunstancias, tantas veces tenemos que decidir en la soledad de un pequeño grupo. Y también la gratitud por transmitirnos un entusiasmo que nos hace sentir arropados y con ganas para continuar hasta donde haga falta. ¡Que diferencia con otro tipo de reuniones¡

Quiero aprovechar estas líneas para aclarar algunos conceptos que en el bullicio pudieron no quedar del todo claros.

Cuando hablé de las nuevas cargas que C. María pretendía añadir a nuestro Plan de Viabilidad en referencia a la ubicación en el futuro Colegio de una Residencia para las monjas que actualmente habitan aquí, en ningún momento quise decir que no quisiéramos, que no estuviéramos dispuestos o que no fuera posible. Muy al contrario, siempre he defendido un cambio de criterio de C. María respecto a su decisión de abandonar la titularidad educativa, hemos manifestado nuestra disposición a su más amplia participación en la futura Fundación, y siempre hemos considerado a las monjas que viven en el Colegio como parte de nuestra gran familia, y como tales parte del futuro Colegio.

Lo que traté de explicar es que cuando se ponga sobre la mesa la valoración de las dos alternativas, la propuesta de cierre de C. María obviamente implica el desalojo de sus monjas ya que en ningún momento se reserva ningún espacio en esa planificación para ningún tipo de residencia, motivo que nos llevo a que no contemplarlo tampoco en nuestra propuesta alternativa, dada su insistencia en desvincularse totalmente del Colegio en el futuro. Sin embargo, nuestro plan es un plan abierto y con posibilidad de acomodarse a las decisiones que en tal sentido puedan tomarse; tan solo será una cuestión de las exigencias económicas de C. María, y de su voluntad de mantener un cierto vínculo con el futuro Colegio. Para que quede del todo claro quiero reproducir lo que sobre este aspecto dice textualmente la carta que hoy se remitirá en contestación a la respuesta de C. María:

«Porque a nuestro Avance de Plan de Viabilidad se le añaden nuevas cargas económicas que no tenía la propuesta planteada por el PGOU. En esta última, las monjas de Santander se quedaban sin residencia, ya que en la parcela sólo se contemplaba el uso residencial y la cesión al Ayuntamiento del edificio histórico. Ahora se nos exige integrar una residencia para unas 20 monjas, cuestión a la que nosotros accederíamos encantados porque consideramos que las monjas de Santander son parte de nuestra comunidad. Pero siempre que no suponga una carga económica a expensas exclusivamente del Plan de Viabilidad de tal forma que sumado a otros elementos lo hagan inviable, y que C. María mantenga un mínimo vínculo con el futuro Colegio.»

Otra cuestión que me gustaría abordar es la necesidad de que nuestro comportamiento como colectivo siga manteniendo el exquisito nivel de respeto a instituciones y personas. No debemos confundir la firmeza en nuestras peticiones con los excesos en su manifestación. Tenemos que ser conscientes de que nuestro Plan solamente es viable en el camino del consenso y de aglutinar esfuerzos entorno a un objetivo común. Nuestra fuerza está en nuestras razones y en la capacidad para hacerlas valer en todos los foros, y no en la violencia que pudiésemos enarbolar en su defensa. E insisto, esto no significa ninguna actitud de tibieza en la defensa de nuestros derechos, sino que sigue siendo la misma actitud abierta al diálogo y al compromiso común imprescindibles para cualquier alternativa de futuro. Más adelante, si nos dan con la puerta en las narices, entonces sí, tal vez, tengamos que derribar esa puerta con algo más que buenas palabras.

Para finalizar, quiero “felicitarnos” por haber acordado el nacimiento de esta nueva Asociación en defensa de La Enseñanza, que sin duda va a garantizar la continuidad en la defensa de nuestras pretensiones en el presente inmediato y a velar durante muchos años, si llega el caso, para que nadie pueda especular sobre las cenizas de nuestro Colegio.

La primavera explota con fuerza, y nosotros seguimos con rumbo fijo.

Ramón Meneses

Señoras, señores… ¡¡¡Nos asociamos!!!

En la reunión de ayer por la tarde se trataron principalmente dos asuntos. El primero, la respuesta al documento que la Compañía de María nos ha transmitido, lo dejaremos para dentro de unos días; lo correcto es que antes les llegue a través de los cauces habituales. Eso sí, como se ha convertido en costumbre, gracias a todos por vuestras aportaciones y vuestro ánimo. Pero el segundo puede hacerse público ya.

Como decidimos por aclamación, vamos a crear una Asociación. Ya estamos trabajando en sus estatutos, que expondremos próximamente en esta web, y barajamos varias opciones para su nombre. Sin embargo sus objetivos son claros. El primero, y más importante, es el que nos reúne a todos aquí: que «La Enseñanza» permanezca abierta donde está, con su proyecto educativo actual o uno derivado de él, con banderas como el bilingüismo y la competencia digital (nuevas tecnologías). Eso sí, su actividad será más abierta, participativa y con una mayor continuidad. No será un lugar en el que exclusivamente se desarrollen las actividades escolares o extraescolares, sino que entrará en el siglo XXI tal y como la sociedad actual demanda. Sus renovadas instalaciones se convertirán en un punto de encuentro no sólo para los miembros de la Asociación sino, también, para los vecinos de la zona.

Estamos ante una oportunidad única para ayudar a insuflar aire fresco en el centro de la ciudad y podemos hacer que nuestras bibliotecas, nuestras pistas, nuestro polideportivo, nuestro salón de actos, nuestra querida Iglesia… tengan vida más allá de la actividad reglada.

Pero tampoco podemos engañarnos. Aunque vamos pasito a pasito acercándonos a nuestro objetivo, las cosas se pueden torcer y podría prevalecer la voluntad inicial de la Compañía de María de cerrar el colegio. ¿Qué haremos en ese caso? Tan sencillo como directo. La Asociación cambiaría la orientación de sus esfuerzos hacia un único objetivo: impedir que la parcela se recalifique y que se pueda obtener la más mínima plusvalía por su venta. Somos vecinos de Santander, nos mantendremos atentos a cualquier movimiento y ante la menor señal de intento de cambiar el estado del solar tocaríamos todos los resortes habidos y por haber para impedirlo.

Padres, madres, profesores y profesoras, trabajadores y trabajadoras, vecinos y vecinas, antiguos alumnos y alumnas, familiares… cualquier persona comprometida con nuestra empresa tiene abiertas las puertas de la Asociación. En breve comunicaremos cuál es el plazo de constitución y estableceremos cómo será el proceso.

Si crees en el proyecto, no lo dudes. ¡Asóciate con nosotros!

Reunión mañana miércoles a las 20:00

El AMPA ha invitado a la Coordinadora a mantener una reunión con las familias para tratar la respuesta que ha dado la Compañía de María a nuestro plan de viabilidad. Será mañana 9 de mayo, miércoles, a las 20:00 en el salón de actos.

Es importante llenar una vez más el aforo para conocer todas las opiniones y poder debatir las medidas que estamos preparando. No puedes faltar.

Benedicto XVI anima a las monjas a huir de las comodidades y conveniencias

Leemos hoy en Estrella Digital

El papa Benedicto XVI invitó ayer a todas las monjas a «huir de las comodidades y las conveniencias» para llevar a cabo mejor su misión, en el mensaje que dirigió a las participantes a la Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de las Superioras Generales. El Papa pidió a las Superioras Generales, que representan a 794 familias religiosas de todo el mundo, que ayuden a sus hermanas a cultivar la dimensión mística de la vida, rechazando la tentación de alejarse de Dios.

Benedicto XVI animó también a las religiosas a «dedicarse con todo el empeño posible a la formación humana, cultural y espiritual de las personas para que sean capaces de responder a los actuales desafíos culturales y sociales».

Asimismo, instó a las religiosas a «no ceder nunca a la tentación de alejarse» de Dios, dejándose «capturar excesivamente por los intereses y los problemas de la vida cotidiana».

Entre los consejos que el Papa dio a las monjas, se incluía además «instaurar una serena y cordial colaboración con los sacerdotes y los fieles laicos y especialmente con las familias para aliviar sus sufrimientos y la pobreza material y espiritual».

Y las pidió, «ayudar a sus hermanas a cultivar la dimensión mística de la vida consagrada y mantener la unidad del alma con Dios a través de la contemplación».

Quien tenga que entender que deje de una vez a un lado la muleta, se quite las orejeras, aparte de su ideario la mentalidad puramente capitalista-especulativa, no se abandone a la apatía, deje de practicar la doble moral… y se una con nosotros en la solución. ¿Acaso no son también Iglesia?

Gracias a Julio por la referencia.