Ningún problema debería resolverse dos veces

Esta es una de las postales (nº 2) que acompañaron nuestra movilización en 2007. Dice un proverbio chino que “Ningún problema debería resolverse dos veces“ y realmente creemos que nadie que haya resuelto un problema debe permitir que otro tenga que resolverlo de nuevo. Creemos en una política de participación, de toma de decisiones consensuada y de respeto institucional a los compromisos aprobados y firmados. Nunca deberíamos aceptar que la solución a los problemas tenga una caducidad de 4 años.

Pero si es imprescindible volveremos a reivindicar nuestros derechos, con todas nuestras fuerzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.